ahueh1.jpg

HISTORIA DEL AHUEHUETE DEL BARRIO DE SAN JUAN (XOCHIMILCO)  
 ahuhuetexochi1.jpgahuxochi1.jpg    

Esta historia en realidad a pasado de generaciones en generaciones, y nos cuentan que la semilla de este árbol posiblemente fue traída de Morelos por Moctezuma, pues es sabido que en esa época no existía por estos lugares ése tipo de árbol.  Semillas e información cortesía de Isis. Nov 2007.

 

 

 


Otras dicen que este árbol fue traído por Cuauhtémoc en agradecimiento a que el Señor de Xochimilco le presto gente para defender la gran Tenochtitlán de la invasión española y lo que sí es muy cierto es que este árbol es el segundo más viejo en el Distrito Federal después del árbol de la noche triste, pueden existir árboles de ese tipo más altos por ejemplo los ahuehuetes del Lago de Chapultepec, pero este árbol en la actualidad tiene una altura muy respetable y es muy frondoso, tan frondoso que tiene un diámetro aproximadamente de 40 metros, es su vegetación la que lo hace ver  enorme y de altura tendrá aproximadamente unos 30 a 35 metros, en el temblor de 1985 se quebró en unos 20 metros de altura casi la mitad del árbol.

 


Nos cuenta la gente de esa época que ése árbol tenía una peliculiaridad, pues del lado poniente salía a borbotones  agua limpia que inclusive la gente llevaba para tomar, la gente de los barrios cercanos acudía para lavar su ropa y cuentan que se iban a bañar en la noche; todo esto nos hace pensar que existía un gran manantial y que en la actualidad con la construcción de casas alrededor del árbol se taparon una parte de los canales y acequias que desembocaban a la orilla del árbol.

 


Esta agua que salía abastecía la laguna de San Juan (hoy embarcadero Fernando Celada), y se creé que ése ojo de agua existe aún debajo del ahuehuete, porque este árbol es mantenido por un sistema de riego, nunca se ha secado a excepción de los años 45, en los 50 gente del barrio le prendió fuego en la parte de en medio, y por los años sesentas le volvieron a prender fuego, inclusive vinieron bomberos a apagar el fuego y el árbol se seguía quemando después de tres días y eran las raíces que se seguían quemando por la parte de abajo. Desde entonces las autoridades tomaron cartas en el asunto y biólogos comenzaron a darle tratamiento, raspando su interior y aplicándole un tratamiento de barniz, también le pusieron alrededor del árbol unos cinturones de metal de aproximadamente unos 30 cts. para que el árbol no se partiera.

 


El árbol se le puso un pretil para protegerlo de la gente, también se le agrego una barda de hierro forjado, por bastantes años el árbol ha sido el hogar de las aves que existen en el lago de Xochimilco, principalmente de la garza blanca, garza garrapatera, garza gris y de un ave que por su graznido se le llama perro de agua sin contar los tecolotes y lechuzas. 


Tenemos una leyenda que por los meses de julio y agosto en ciertos días de la madrugada como si fuera un ritual llegan a posarse cientos de garzas blancas. Tenemos un aplaca pegada a un lado de la puerta de la iglesia de San Juan, en agradecimiento de la hermandad con el Ecuador, pues en ése país existe una iglesia idéntica a la de San Juan, también con un ahuehuete enorme esta placa fue traída en 1949 y la plaza del Ecuador se llama Pujilí, hay una persona en la actualidad que se hace cargo de la capilla de San Juan y del Ahuehuete, ha tenido problemas con los microbuseros, porque estos habían agarrado para ir a lavar sus microbuses, ir a tomar y aventar todo hacia dentro del jardín que rodea al ahuehuete, el ahuehuete ya ha dado sus frutos pues escasos 10 mts. Existen 2 ahuehuetes con más de 20 mts. de altura y que son sus antecesores del ahuehuete.

Su antigüedad aproximada del ahuehuete podría ser de un poco más de 400 años.

ACCIONES INTELIGENTES CONTRA

EL CAMBIO CLIMÁTICO AC

BIOPLANET

Calle de Puebla 302 Septimo Piso

Col. Roma Norte, México, D.F.

Tel: 55 33 36 97

Fax: 55 33 36 97

www.bioplanet.com.mx

contacto@bioplanet.com.mx

bioplanet@live.com.mx