mezquite.jpg

El Mezquite (Prosoppis laevigata) ha sido un árbol muy importante en la vida de los pueblos del norte de México y el suroeste de los Estados Unidos. Al ser una especie que crece de manera natural en este árido territorio les brindó durante siglos alimento, cobijo y protección sin los cuales hubiera sido muy difícil la sobrevivencia en las épocas de estiaje, pues es precisamente durante este tiempo cuando el mezquite florece y proporciona sus jugosos frutos.

Algunos especialistas han encontrado evidencias arqueológicas que indican la antigüedad de esta especie en nuestro país. Los chichimecas que habitaban dicha parte del territorio lo utilizaban como alimento y los recogedores de comida que vagaban por las montañas de San Luis Potosí cosechaban las vainas de los mezquites y se las comían como fruta fresca, aunque también las conservaban en una solución hecha de su propio jugo dulce.

Los pueblos indígenas de aquel entonces molían las vainas para hacer una harina que utilizaban para preparar pasteles y panes que duraban hasta un año sin descomponerse. En la Sierra de Pinacate, Sonora, se han encontrado molinos de piedra para hacer harina de mezquite de datan de 1200 años a. de C. Este tipo de molinos aún son usados por los Pápagos y los Seris. Se cuenta además, que en el México precolombino los curanderos o tícit utilizaban la corteza de este árbol para aliviar la irritación de los ojos.

El mezquite es un árbol torcido, muy bien plantado y de corta estatura. A pesar de que en muchas ocasiones se le ha querido exterminar por considerársele flora nociva, -se le tala con frecuencia para hacer pastizales-, el mezquite es un árbol tan arraigado a México que normalmente brota de manera espontánea, afirmando así su pertenencia a nuestro territorio y corrigiendo los yerros del hombre en la naturaleza.

En la actualidad, el mezquite sigue siendo un recurso de importancia para los pobladores de las regiones áridas, quienes llevan a cabo su aprovechamiento como una actividad complementaria a la agricultura, la ganadería y la explotación de otras especies silvícolas.

Este árbol ha demostrado que funciona muy bien dentro del contexto urbano, por lo cual se describe y se enmarca la potencialidad de ser usada como una especie arbórea ornamental, que aporta servicios ecológicos al mejoramiento de la calidad de vida urbana. En los últimos años se ha intensificado su reproducción en los viveros forestales para labores de restauración e incluso para su cultivo comercial.

Investigaciones recientes dentro del área metropolitana de Monterrey, Nuevo León, han demostrado que el mezquite tiene una gran capacidad de captar partículas contaminantes suspendidas.

ACCIONES INTELIGENTES CONTRA

EL CAMBIO CLIMÁTICO AC

BIOPLANET

Calle de Puebla 302 Septimo Piso

Col. Roma Norte, México, D.F.

Tel: 55 33 36 97

Fax: 55 33 36 97

www.bioplanet.com.mx

contacto@bioplanet.com.mx

bioplanet@live.com.mx